Esta fábula, ‘La mosca vanidosa’, muy popular en México, nos habla de la necesidad de ser humildes frente a los demás. Un relato muy corto ideal para los niños, que incluye, por supuesto, reflexiones finales sobre el mensaje que intenta transmitirnos su moraleja.

Una fábula corta sobre la fanfarronería: La mosca vanidosa

La fábula sobre la vanidad: La mosca vanidosa
‘La mosca vanidosa’, una fábula corta con valores

Revoloteaba inquieta una mosca alrededor de una hormiga, cuando se posó junto a ella y comenzó a discutir acaloradamente sobre quién era más importante.

– No sé ni cómo te atreves a compararte conmigo, hormiga– le dijo altanera la mosca- Yo entro volando donde quiero y me poso donde deseo… He visitado los palacios más lujosos y probado antes que el rey sus suculentos manjares. Me he posado sobre la delicada mano de la mujer más bella y viajo de un lado a otro sin preocupación ninguna. ¿Quieres decirme tú qué has hecho para ser mejor que yo?

La hormiga, respondió:

– No dudo que hayas conseguido todo lo que cuentas, mosca, pero entraste en todos estos lugares sin ser invitada. Y te posas con miedo por ser descubierta, observando constantemente quién anda cerca, porque sabes que si te ven, te perseguirán con intención de aplastarte. Y cuando llega el invierno, ¿qué haces? Buscar un rayito de sol en la pared para no morir congelada y mendigar cualquier miga de pan que alguien pierda por el camino. Pasas frío y hambre por ser tan altanera y descuidada… Yo en cambio, trabajo cada día para conseguir alimento suficiente para el invierno. Y así, cuando llega el frío, me encierro en mi hogar calentita y con comida suficiente para pasar el invierno. Y ahora dime, ¿quién es más inteligente?

La mosca, sin saber qué responder, dio un par de vueltas en círculo y desapareció para siempre.

Moraleja: “no presumas demasiado, no sea que al final tus palabras se vuelvan en tu contra”

Qué valores puedes trabajar con la fábula ‘La mosca vanidosa’

Utiliza esta fábula corta para reflexionar sobre:

– El valor de la humildad.

La vanidad y la fanfarronería.

– Por qué debemos ser previsores.

Reflexiones sobre esta fábula corta para niños

A veces lo mejor es ser humilde y no presumir demasiado de nuestra forma de vida, no sea que al final… Ya sabes: ‘ por la boca muere el pez’.

La vanidad que nos pierde: sin duda, la fanfarronería que nace de la vanidad es un gran mal y hasta un enemigo de nosotros mismos. Consigue que ‘perdamos el norte’ y terminemos exagerando o hablando más de la cuenta. Al final, todo ello puede convertirse en el arma que nos haga daño. Basta una persona inteligente para ‘abrirnos los ojos’.

La cura de la humildad: seguramente la mosca tenía mucho de lo que presumir, pero lo utilizó de forma tan airada que al final, lejos de ser un don, esas habilidades se convirtieron justo en aquello que le dejaría en evidencia delante de la hormiga. La mosca era incapaz de ver la realidad con todos sus matices. La vanidad le hacía percibir solo lo bueno… Ella podía entrar en palacios, comer alimentos suculentos… pero su vanidad le impedía ver que todo ello lo hacía ‘a escondidas’, con miedo, y con el riesgo de morir en el intento. Algo que la hormiga no tardó en recordarle.

Más vale ser previsor: hay otro elemento que la hormiga le recordó a la mosca y que definitivamente inclinó la balanza a favor de la primera. Y es que la hormiga era previsora y trabajadora, mientras que la mosca era vividora sin más. Mientras las cosas iban bien, la mosca era feliz, pero cuando las cosas se torcían, como cuando llegaba el frío, su vida se convertía en un infierno por no haber sido previsora. La hormiga sin embargo, aunque con esfuerzo, conseguía una estabilidad constante.

Otras fantásticas fábulas cortas con valores

Aquí tienes otros buenos ejemplos de fábulas con mensajes relacionados con algunos valores esenciales:

Fábulas con valores para niños: La cigarra y la hormiga
Fábula la Cigarra y la hormiga
Fábula corta sobre la prepotencia: El vendedor de lanzas y escudos
El vendedor de lanzas y escudos
La rana y la gallina, una fábula con valores para niños
La rana y la gallina

– Un clásico, La cigarra y la hormiga: sin duda esta es una de las fábula de Esopo más conocidas, que nos habla de cómo el esfuerzo y la previsión nos salva de dificultades futuras.

El vendedor de lanzas y escudos: esta fábula china nos habla de vanidad y de la necesidad de valorarnos, sí, pero desde la humildad.

La rana y la gallina: otra fábula corta que habla de por qué la vanidad puede hacernos mucho daño.