Poesía de Gabriela Mistral para leer y jugar con los niños

Aquí tienes una hermosa poesía de Gabriela Mistral, ideal para leer con los niños. Se llama ‘¿En dónde tejemos la ronda?’ y bien pudiera ser la letra de una ronda infantil. Si quieres, puedes utilizarla como canción para jugar al corro.

Poesía infantil En dónde tejemos la ronda, de Gabriela Mistral

En dónde tejemos la ronda, una poesía infantil de Gabriela Mistral
En dónde tejemos la ronda, una poesía para niños de Gabriela Mistral

Utiliza esta poesía infantil de Gabriela Mistral (1887-1957) para jugar con los niños al corro. La letra de la poesía está precisamente relacionada con los juegos de ronda:

‘¿En dónde tejemos la ronda?

¿La haremos a orillas del mar?

El mar danzará con mil olas

haciendo una trenza de azahar.

¿Lo haremos al pie de los montes?

El monte nos va a contestar.

¡Será cual si todas quisiesen,

las piedras del mundo cantar!

¿La haremos, mejor, en el bosque?

La voz y la voz a trenzar,

y cantos de niños y de aves

se irán en el viento a besar.

¡Haremos la ronda infinita!

¡La iremos al bosque a trenzar,

la haremos al pie de los montes

y en todas las playas del mar!

(Gabriela Mistral)

Cómo usar esta poesía de ‘En dónde tejemos la ronda’

Esta poesía puede tener muchas utilidades. Es fantástica para memorizar, y también para trabajar la imaginación y potenciar la lectura:

Para memorizar: al ser una poesía corta, con unas estrofas que guardan una relación unas con otras, los niños no tendrán mucha dificultad para memorizarla. Es un excelente ejercicio para el cerebro de los más pequeños. Empieza memorizando una estrofa y a base de repetir muchas veces la poesía, terminarán por memorizar el resto.

Incentiva su imaginación: ¿cómo se imaginan ellos que será esa ronda? Dibujemos el lugar en donde piensan que podrían jugar a la ronda. Puede ser la playa, la montaña o el bosque. ¡La imaginación es libre!

Potencia la lectura: si el niño ya comienza a leer, puedes usar la poesía como ejercicio de lectura. Al ser un texto corto, a los niños no les cuesta mucho trabajo. Además incluye bastantes palabras repetidas.

¿Y si jugamos?: evidentemente, esta poesía también puede usarse como letra para jugar al corro o a la ronda. Ya sabes que una ronda es un juego participativo de varios niños que se agarran de las manos y comienzan a girar como si de una rueda se tratara. Puedes hacer un cambio de dirección cada vez que la ronda cambie de sitio según la letra. Por ejemplo… cada vez que dicen ‘La haremos mejor en …? Cuando sea en la montaña, se cambia la dirección de la rueda, lo mismo que cuando llegue el bosque… De esta forma los niños tendrán que estar pendientes de la letra y practicar sus reflejos. Las risas están aseguradas, porque siempre habrá alguno que se despiste.

Otras poesías para jugar a las rondas

Si buscas letras o canciones para jugar a la ronda o al corro con los niños, aquí tienes otros buenos ejemplos:

Acitrón de un fandango: esta ronda es muy popular en México. Juegan en círculo sentados en el suelo. Se deberán pasar una pelota o un objeto pequeño mientras que suena la música. Si quieres saber más del juego o escuchar su música no dudes en pinchar en el enlace.

La pelota cantadora: este juego es muy divertido. Se puede hacer en ronda o solo con dos niños que se pasan una pelota mientras van usando diminutivos y superlativos.

Doña Blanca: una de las rondas más populares en México es esta, un juego de corro en donde uno de los niños se queda fuera y otro dentro del círculo. Descubre cómo jugar.