El león y el lago. Fábula oriental sobre los miedos

Esta fábula, ‘El león y el lago’, parte de una historia oriental muy antigua, anónima, y que hace referencia a esos miedos infundados que tantas veces nos paralizan y nos bloquean a la hora de conseguir un objetivo. No te pierdas la fábula corta, con su moraleja, y las reflexiones finales sobre los mensajes que transmiten.

TIEMPO DE LECTURA: 2 MINUTOS Y MEDIO

La fábula del león y el lago

El león y el lago, una fábula oriental
La fábula del león y el lago

Andaba desvalido y sediento un león por la Sabana, en busca de agua. No encontraba ni un pequeño charco donde beber, y el sol apretaba.

El león comenzaba ya a marearse de tanto calor, y sus fuerzas estaban al límite. Buscó el animal entre las rocas que encontraba, y nada… Hasta que de pronto, justo cuando estaba a punto de desfallecer, encontró tras una palmera un pequeño lago, de aguas cristalinas. ¡Qué contento se puso el león al verlo!

Sin pensarlo más, corrió hacia él para beber, pero de pronto, ya en la orilla, vio sobre el agua el rostro de otro león tan fiero como él. Y dio media vuelta, atemorizado.

– Pero… ¿Quién será ese león? ¿El dueño del lago? ¿Será acaso un león acuático?- pensó temblando el animal.

Tras reponerse del susto, analizó la situación. Tenía mucha sed y tenía que intentarlo de nuevo. Se acercó despacito, pero al llegar de nuevo a la orilla del lago, vio el rostro del león. De nuevo dio media vuelta.

– ¿Qué puedo hacer?- pensó el animal- Tal vez, si le muestro mi fiereza… se asuste y se vaya.

Así que el león se acercó de nuevo, corriendo, y llegó al lago rugiendo con fuerza. Pero entonces en el agua vio al misterioso león con sus largos colmillos, muy furioso también. ¡Menudo susto se dio!

Se escondió tras la palmera, con el corazón acelerado. Dejó pasar el tiempo, por si aquel fiero enemigo salía del agua. Pero no ocurrió nada. Estaba ya al límite de sus fuerzas, y no le quedaba otra.

A pesar del miedo, el león decidió que debía intentarlo. Se acercó al lago despacito, y aunque vio de nuevo la imagen del otro león en el agua, se puso a beber, a beber y a beber… ¡Y no ocurrió nada!

Fue entonces cuando se dio cuenta de que aquel león era en realidad su propio reflejo. comenzó a reír, pero al mismo tiempo se sintió muy orgulloso de haber podido superar su miedo.

Moraleja: «No dejes que el miedo te impida conseguir tus metas»

(‘El león y el lago’ – Fábula oriental)

Qué podemos trabajar con la fábula del león y el lago

Utiliza esta antigua fábula oriental, ‘El león y el lago’, para reflexionar sobre:

  • Los miedos que nos bloquean.
  • La necesidad. Qué consigue de nosotros.
  • El coraje.

Reflexiones sobre la fábula del león y el lago

El miedo la mayoría de las veces nos ayuda a ser prudentes y a evitar riesgos innecesarios. Pero en otras ocasiones, nos bloquea hasta el punto de impedir que consigamos nuestras metas y objetivos. Ese el miedo que debemos superar:

  • No dejes que los miedos te paralicen: Muchas veces, el miedo es capaz de bloquearnos e impedir que demos el paso que necesitamos dar para conseguir algo. Tenemos en frente la meta pero el miedo nos impide avanzar. Y en la mayoría de los casos, estos miedos son infundados, miedos que nacen de nuestra imaginación, que no son de amenazas reales. Debemos intentar controlar esa emoción para no quedarnos sin aquello que tanto deseamos o incluso, necesitamos.
  • El coraje para enfrentarnos al miedo: Para vencer al miedo que nos paraliza, no queda otra que enfrentarnos a él. La única forma de hacerlo es mediante el coraje. Desafiar al miedo y hacer lo que queremos hacer aceptando los riesgos, es la única manera de conseguir nuestras metas. Quien no arriesga, no gana. Aunque a veces la propia necesidad es la que nos da el empujón que necesitamos para dar ese paso. Como en esta fábula del león y el lago, en la que el protagonista, muerto de sed, prefiere arriesgarse pero poder beber.

«Desafiar al miedo y hacer lo que queremos hacer aceptando los riesgos, es la única manera de conseguir nuestras metas.»

— (Reflexiones sobre ‘El león y el lago’)

Otras fábulas con grandes moralejas para niños y mayores

¿Te gustó la fábula del león y el lago? No te pierdas estas otras historias que también nos hablan de la emoción del miedo:

  • El campesino y la campanita: Esta también es una fábula oriental y de nuevo nos habla de los miedos que nacen de nuestra imaginación. ¡Descúbrela!
  • El ciervo y el cervatillo: En esta ocasión compartimos esta fábula de Esopo, una historia muy corta con un padre y un hijo como protagonistas. Descubre cuál de ellos tiene que luchar contra el miedo.
La fábula cprta El ciervo y el cervatillo, sobre el miedo
El ciervo y el cervatillo
  • Las dos hormigas: En esta ocasión te proponemos leer esta fábula moderna que nos habla del miedo a los cambios.

Y recuerda que además podrás encontrar muchas fábulas narradas mediante podcast. Búscalas en el canal de Tucuentofavorito.com de Spotify o en el de Ivoox. En este último caso, aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 1

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *