El buen rey león, una fábula de Esopo sobre la justicia y la prudencia

Esta fábula corta, ‘El buen rey león’, es una fábula de Esopo para adolescentes y adultos que nos habla del sentido de la justicia y la rectitud a la hora de seguir nuestros instintos naturales. ¿Se puede ser justo y tener ‘enemigos’? Sí, claro que sí.

La diferencia entre alguien justo que persigue a otros y alguien injusto es la razón por la que persigue a sus presas. El justo tendrá buenas razones para hacerlo, mientras que el injusto lo hará sin razón ninguna, por simple placer. Lo entenderás mejor después de leer esta fábula corta.

TIEMPO DE LECTURA: 1 MINUTO

La fábula de Esopo ‘El buen rey león’

El buen rey león, una fábula de Esopo
Fábula del buen rey león

Había una vez un león que no era especialmente cruel, ni se enojaba sin más. Era justo, y llegó a ser el rey con el beneplácito de todos. Entonces, una pequeña liebre, al enterarse de su nombramiento como el nuevo rey de aquel lugar, dijo ante el león:

– ¡Cómo me alegra que haya llegado por fin este día tan anhelado! Ahora los más débiles seremos gobernados de forma justa. Y nada más decir esto, salió corriendo en busca de refugio.

Moraleja: «Cuando en un lugar se gobierna con justicia, los más humildes pueden estar tranquilos, pero sin descuidar la prudencia ni el sentido común».

(‘El buen rey león’ – Esopo)

Qué temas podemos trabajar con esta fábula del buen rey león

Utiliza esta fábula de Esopo del buen rey león para reflexionar acerca de:

  • El concepto de justicia.
  • La naturaleza de cada cual.
  • El sentido de la prudencia.
  • Humildad frente a sumisión.

Reflexiones sobre la fábula del buen rey león

Ser justo no implica cambiar las naturaleza de las cosas en beneficio de los débiles, sino simplemente, obrar sin crueldad, persiguiendo con rectitud nuestros objetivos:

  • Ser justo no implica ir en contra de nuestra naturaleza: La fábula de Esopo del buen rey león deja claro que no por tener ‘enemigos’ o ‘víctimas’ se es menos justo. El león en esta historia era un buen rey, porque no obraba de forma cruel, sino siguiendo siempre el dictamen de su naturaleza. Es decir: no mataba por placer, sino que lo hacía para comer, según le indica su instinto felino. Respetar nuestra naturaleza es sinónimo de rectitud y esto también significa obrar con justicia.
  • La prudencia, a pesar de todo: Incluso ante el más justo de los reyes, debemos tener clara cuál es nuestra posición. Por eso, el sentido de la prudencia nunca debería abandonarnos, tal y como nos enseña la liebre en esta fábula del buen rey león. La humilde y pequeña liebre estaba feliz por un lado por que el león gobernara en aquel lugar, pues era un animal noble que solo mataba para alimentarse. Pero no olvidaba que ella era presa del león, y que esto no iba a cambiar nunca.

«Ser justo implica seguir tus pilares, tus instintos y ser honesto contigo mismo.»

— (Reflexiones sobre ‘El buen rey león’)

  • ¿Justo pero peligroso?: Otro de los mensajes de esta fábula de Esopo del buen rey león, es que un gobernante justo también puede ser ‘peligroso’ para sus supuestas ‘víctimas’. Recuerda que esta fábula es una metáfora sobre la forma de gobernar un país. Imagina que el león de esta historia es un gobernante. Puede obrar con justicia pero seguir teniendo ‘enemigos’ o ‘víctimas’, por ejemplo, la oposición. ¿Deja de ser justo por perseguir o ir en contra de la oposición? No, por supuesto. Respetar la propia naturaleza y unos ideales sólidos nos hace por el contrario más nobles y respetables.

Otras fábulas cortas de Esopo para adolescentes y adultos

¿Te gustan las fábulas de Esopo ¿Qué te pareció esta del buen rey león? Aquí tienes otras cuantas fábulas de Esopo para un público más adulto (y adolescentes). Todas, por supuesto, incluyen sus reflexiones sobre los mensajes que transmite:

  • Los ratones y las comadrejas: La vanidad muchas veces nos aleja de nuestras tareas y responsabilidades, haciendo que nos despistemos. El problema es que nuestros errores también pueden repercutir en los demás.
  • Hermes y el leñador: La honestidad, la sinceridad, suele tener sus recompensas, frente a la mentira y la avaricia.
Hermes y el leñador, fábula de Esopo sobre la honestidad
Hermes y el leñador, una fábula para niños de Esopo
  • El milano y la culebra: ¿Existen personas que solo piensan en hacer el mal por puro placer? Aunque nos extrañe y nos sorprenda, sí. Y esta fábula nos lo demuestra.

Y recuerda que también puedes escuchar muchas fábulas populares narradas. Las encontrarás aquí, en forma de podcast:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 4

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.