Una fábula de Jean de la Fontaine sobre los riesgos del poder y la necesidad de la humildad

‘Las mulas de carga’ es una fantástica fábula corta sobre los riesgos de los cargos de grandes responsabilidades y sobre el peligro que conlleva el exceso de dinero o la prepotencia. Una fábula que puedes utilizar para hablar de ciertos valores con tu hijo, como el de la humildad.

Fábula corta sobre la humildad y la prepotencia: Las mulas de carga

Fábula corta con valores para niños: Las mulas de carga
‘Las mulas de carga’, una fábula corta sobre la prepotencia para los niños

Iban dos mulas de carga andando por un sendero. Una de ellas, la que iba delante, caminaba airada y orgullosa porque transportaba una buena cantidad de oro en sus fardas; la otra mula, sin embargo, caminaba más despacio y con humildad, pues solo transportaba cebada.

Las dos mulas andaron un buen trecho, hasta que unos ladrones les asaltaron. Sin pensar demasiado, molieron a palos a la primera mula y le robaron todo el oro que llevaba. Mientras que dejaron sin tocar a la segunda mula con toda su carga de cebada.

– Vaya buena suerte que tengo- pensó la mula que cargaba cebada- A mi compañera la molieron a palos y a mí ni me tocaron. Menos mal que cargaba cereal y no oro.

Moraleja: Los grandes cargos y grandes posesiones a veces conllevan demasiados riesgos.

Valores que puedes trabajar con la fábula corta ‘Las mulas de carga’

Utiliza esta fábula corta de Jean de la Fontaine para hablar con tu hijo de todos estos valores:

– El valor de la humildad.

– Los riesgos de la vanidad.

Reflexiones sobre la fábula ‘Las mula de carga’ para tu hijo

Si quieres reflexionar con tu hijo sobre esta fábula, puedes ayudarte de estos puntos:

A veces es mejor tener menos y vivir más tranquilo: Las altas posesiones implican riesgos, y a veces no compensa tener tanto si no se puede disfrutar de estos bienes. La sencillez, muchas veces, nos asegura una vida más placentera.

El dinero muchas veces trae problemas: El dinero nos ayuda a mejorar y tener una vida más desahogada, pero el dinero, en exceso, también puede implicar una serie de riesgos y problemas.

La humildad suele compensar: La segunda mula al final terminó ganando. A ella no la tocaron, lo que simboliza el triunfo de la humildad.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

También puedes usar esta fábula corta para mejorar la atención y comprensión lectora de tu hijo. Puedes ayudarte de estas preguntas:

1. ¿Qué carga llevaban las dos mulas?

2. ¿Cuál de las mulas iba más orgullosa?

3. Los ladrones atacaron a una de las mulas. ¿A cuál?

4. ¿Por qué piensas que la mula que cargaba cebada estaba más contenta?

Otras fábulas cortas sobre la humildad para los niños

Aquí tienes otras fantásticas fábulas cortas que también hablan del importantísimo valor de la humildad a los niños:

El tigre y el saltamontes: esta fantástica fábula de origen maya transmite un mensaje muy claro: no te fíes del tamaño y obra con humildad, i recibirás una buena lección.

El pintor de búfalos: aquí tienes una fábula china que también nos habla de la humildad. En este caso, un artista intenta pintar algo que no conoce. Su soberbia le hará cometer un grave error.

La mariposa y el águila: cree el águila ser muy superior a la mariposa al ver que ella es pequeña y frágil… y la mariposa termina por darla una lección de humildad.