Una leyenda con valores que explica la fortaleza de los encinos

Los encinos son árboles majestuosos, fuertes y cuyo fruto, la bellota, es alimento para muchos animales. Descubre con la leyenda ‘El viaje de los árboles sagrados’, por qué se encuentran en lugares llanos, mientras que otros árboles de tronco fuerte habitan las montañas. Una leyenda mexicana originaria de la Baja California Norte.

Un mito kumiai para niños: El viaje de los árboles sagrados

Una preciosa leyenda con valores: El viaje de los árboles sagrados
El viaje de los árboles sagrados, una leyenda mexicana con valores

Cuentan que al principio de todos los tiempos, cuando los dioses comenzaron a crear el mundo, pensaron en dónde colocar algunos de los árboles más nobles. Los dioses mandaron tres de los árboles a la costa: el pino, el piñón y el encino. Pero para llegar a la costa, cerca de los hombres, los árboles tenían que atravesar una inmensa montaña.

Después de caminar entre duros parajes, y ya cuando estaban en la zona alta de la montaña, el piñón se cansó.

– Amigos, no puedo más. Me quedaré aquí.

– Debemos llegar a la costa, no te desanimes- dijo el encino.

– Seguid sin mí. De verdad que no puedo andar más…

Y el piñón se quedó a vivir en lo alto de la montaña.

Empezaron a bajar por la ladera el pino y el encino, pero junto en la falda de la montaña, se paró el pino.

– Amigo encino, estoy agotado. Sigue tú hacia la costa. Yo me quedaré aquí.

– Venga, pino, queda poco. Un poco más y llegaremos a donde están los hombres.

– Ojalá pudiera, pero estoy realmente agitado.

– Está bien- dijo el encino- Terminaré yo el viaje.

Y el pino se quedó allí a vivir, en las faldas de la montaña. El encino, a pesar del agotamiento, continuó andando, más y más, hasta llegar a la costa. Cuando vio que estaba cerca de los hombres, descansó al fin.

Desde entonces, los hombres disponen de hermosos bosques de encinos en todos los poblados de la costa y tanto ellos como sus animales pueden beneficiarse de sus bellotas.

Qué valores podemos trabajar con la leyenda El viaje de los árboles sagrados

Utiliza esta leyenda corta para hablar con los niños de:

– Responsabilidad.

Sacrificio.

Esfuerzo y perseverancia.

Reflexiones sobre esta leyenda mexicana

El encino es un árbol fuerte, grande y longevo. Además nos ofrece innumerables beneficios. Pero además esta leyenda, nos habla de valores esenciales, encarnados en esta ocasión en un árbol que llega a ser centenario:

Quien persevera, lo consigue: el encino también estaba cansado del viaje, como sus compañeros, pero tenía una misión que cumplir y una gran fuerza de voluntad, así que perseveró y sacó fuerzas de flaqueza para llegar a su destino y cumplir su cometido. Y solo cuando vio cerca los poblados de los hombres, decidió parar. Fue el único de los tres árboles sagrados que consiguió cumplir con lo que les habían encomendado. Y lo consiguió con esfuerzo y perseverancia.

Rendirse antes de tiempo: tanto el pino como el piñón se rindieron antes de llegar a su destino. Estaban cansados y a pesar de la insistencia del encino, no quisieron continuar. Podrían haberlo hecho seguramente, pues son árboles muy fuertes, pero les faltó la fuerza de voluntad y ese sentido de la responsabilidad que sí tenía el encino. Aunque gracias a ello, debemos decir, y según esta leyenda, hay pinos y piñones en la montaña.

Más leyendas llenas de magia para niños y mayores

Descubre más leyendas tan interesantes como esta. Aquí tienes más ejemplos:

Leyenda maya para niños:leyenda del colibrí
La leyenda del colibrí
La increíble leyenda del algodón
La leyenda del algodón
Leyenda sobre el origen del sol: El arquero
El arquero

El colibrí: cuenta esta preciosa leyenda maya que hace mucho, pero que mucho tiempo, los dioses, después de crear al hombre, se dieron cuenta de que faltaba algo… ¿cómo trasladar sus pensamientos de un sitio a otro?

La leyenda del algodón: una leyenda de los indios de norteamérica que nos explica cómo apareció por primera vez la planta del algodón sobre la tierra. ¡Sorprendente!

El arquero: aquí tienes una sorprendente leyenda china, que nos cuenta que al principio de todos los tiempos no había un sol, sino diez soles que a punto estuvieron de destruir el mundo…