Esta fábula para niños, ‘El asno con piel de león’, ha sido atribuida en numerosas ocasiones al fabulista griego Esopo. Nos habla de la necesidad de valorarnos tal y como somos, sin tener que aparentar ser quienes nunca podremos ser. Pero también habla de vanidad y de esas mentiras que siempre terminan saliendo a la luz. No te pierdas la fábula corta con sus reflexiones finales.

La fábula para niños ‘El asno con piel de león’

Fábula para niños con valores: El asno con piel de león
‘El asno con piel de león’, una fábula para niños

Paseaba un asno por la selva cuando se encontró una piel de león. ¡Qué contento se puso al verla! Se la puso por encima y sintió que su vanidad aumentaba.

– ¡Soy un león!- dijo el burro.

Y al ver que los animales se asustaban al verle, su vanidad crecía más y más.

Vio entonces a lo lejos una zorra y decidió asustarla también a ella. Envalentonado, se acercó al tiempo que intentaba imitar el gruñido del león. Pero en lugar del gruñido, le salió un débil rebuzno.

La zorra se dio cuenta del engaño y ni se movió. Ya cuando el asno estaba bien cerca, le dijo:

– Me hubieras engañado de no haber abierto la boca. Ahora ya sé quién eres en realidad.

Moraleja: “la vanidad al ‘vestirnos’ con falsas cualidades hará que la verdad salga pronto al descubierto”

Qué temas puedes trabajar con esta fábula para niños

Utiliza esta fábula para reflexionar sobre:

La vanidad.

– A dónde nos llevan las mentiras.

– La necesidad de valorarnos tal y como somos.

Reflexiones sobre la fábula ‘El asno con piel de león’

Por más que intentemos engañar a otros, nuestra naturaleza terminará por salir a la luz y la mentira será descubierta:

No intentes ser quien no eres: Y podríamos añadir, quien nunca podrás llegar a ser. Nuestra naturaleza es la que es, y cuanto antes nos familiaricemos con ella y la aceptemos como una virtud, más provecho sacaremos de nosotros mismos. Si intentas ser otro, alguien que no te corresponde ser, no solo quedarás como ‘mentiroso’ delante de los demás, sino que te causará una gran frustración, porque nunca podrás engañarte a ti mismo.

Las mentiras, al descubierto: No podemos mantener una mentira por mucho tiempo. Al final, la verdad siempre termina por salir a la luz. El peligro de mentir, además, es que perderás la confianza del resto. Al final nadie creerá lo que dices. – La vanidad nos hace tropezar: El asno consiguió asustar a los otros animales, les engañó y logró que creyeran su mentira, hasta que la vanidad le hizo pensar que efectivamente era un león… y al abrir la boca, su naturaleza le jugó una mala pasada. En lugar de un gruñido, salió un rebuzno. Y el zorro, que es un animal muy inteligente, se dio cuenta del engaño.

Confía más en tus cualidades: ¿Por qué quería ser el asno como el león? ¿Envidiaba las virtudes de este animal? Eso denota una falta de amor propio y de autoestima. Querer ser otro significa que no nos conformamos con lo que tenemos, con quiénes somos. En lugar de intentar aparentar ser otros, lo que debemos hacer es aprender a valorar más las virtudes que poseemos para aprender a sacar de ellas el máximo rendimiento.

Otras fantásticas fábulas para niños

Descubre también estas otras fábulas cortas que puedes aprovechar para leer con los niños. Todas incluyen reflexiones finales sobre la moraleja que transmiten:

'El buey y la cigarra', una fábula para niños sobre las críticas por envidia
El buey y la cigarra
La zorra y las uvas, una fábula de Esopo sobre la soberbia
La zorra y las uvas
La fábula Los ladrones y el asno
Los ladrones y el asno

– Una fábula para niños sobre la envidia, ‘El buey y la cigarra’: Solo los envidiosos intentan ‘afear’ un pequeño defecto en alguien que es todo virtud. Es lo que pasa en esta historia entre una vanidosa cigarra que envidia al buey trabajador.

La zorra y las uvas: Podrás engañar a otros, pero nunca conseguirás engañarte a ti mismo, porque esta mentira puede generar una terrible frustración.

Los ladrones y el asno: Las disputas hacen que nos desconcentremos y perdamos la atención sobre lo realmente importante. ¿Y sabes lo que pasa al final? Que una tercera persona sale beneficiada y los dos que discuten, se quedan sin nada.

Y no dejes de leer todas estas fábulas de Esopo para niños

Aquí encontrarás una gran selección de fábulas cortas de Esopo explicadas para niños:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *