Cuento corto para niños pequeños

‘Yo quiero ver las cosas que no se ven’ es un cuento para niños pequeños muy corto sobre la curiosidad de los niños por los porqués de la vida.

Miguel nos ayuda a reflexionar mediante sus propios pensamientos (típicos de un niño de 5 años) sobre temas realmente importantes. En este caso, se pregunta qué pasaría si existieran unas gafas que nos permitieran ver todo lo que no se puede ver, como las emociones.

Un cuento para niños pequeños: Yo quiero ver las cosas que no se ven

Cuento infantil sobre la curiosidad de los niños: Yo quiero ver las cosas que no se ven
Yo quiero ver las cosas que no se ven, un cuento para niños pequeños

Me encanta mirar por la ventana. Veo pasar a la gente. También hay muchos coches aparcados. Veo a Elena y a Javier entrar en su casa. Pero hay cosas que no se pueden ver.

A veces me gustaría tener unas gafas para ver lo que no se ve. Porque las de mi padre no sirven. Un día me las probé, por si acaso, y resulta que se ve todo borroso. Y no sé para qué quiere mi padre verlo todo así…

Ojalá encontrara unas gafas para ver las cosas que no se ven. No sé por ejemplo hasta donde llegan las cosas cuando mi madre pasa el aspirador. La verdad es que ese aparato da un poco de miedo, porque parece un dragón. Muchas veces me pregunto: si me pillara a mí… ¿me tragaría? ¿Y a dónde iría? ¿A dónde van las cosas que se come el aspirador?

Igual pasa con la tele. Yo veo los dibujos. Pero no sé que hay más allá. Porque tiene un cable. ¿Hasta donde llega el cable? ¿Por qué se lo traga la pared?

Es como el mar, que nunca ves el final. Igual termina con una enorme catarata, o existe un tapón, que de vez en cuando lo abren para que se vaya un poco de agua. Claro, que entonces los peces también se caerían.

Y eso sin contar con la de cosas que no podemos ver por culpa del cielo. Si pudiera hacer un ‘agujerito’ para ver lo que hay detrás… ¡Eso es! ¡Y lo tengo! El caso es hacer agujeros para mirar. ¡O abrir la tapa!  Como cuando mi papá le quita los tornillos al coche y veo los cables que se enredan por dentro.

Así que la solución es desatornillar el cielo. ¿Cómo no se me habrá ocurrido antes? Lo malo va a ser subir hasta allí..y… bueno, tengo otra gran duda… ¿y dónde están los tornillos?

Creo que me quedo con las gafas. Tal vez de mayor me fabrique unas.

( ‘Yo quiero ver las cosas que no se ven’ © Fanny Tales 2013)

Reflexiones del cuento para niños pequeños ‘Yo quiero ver las cosas que no se ven’

La de porqués que nos rodean cuando somos niños (y no tan niños). Los niño aprenden gracias a la curiosidad por todo lo que les rodea. A menudo se hacen preguntas que nos sacan una sonrisa, pero que nos dan qué pensar…

Por ejemplo, en este cuento, Miguel se plantea cómo funcionan los aparatos. Sí, tal vez estas preguntas tengan una respuesta sencilla. Pero sin embargo, estas mismas preguntas las hace sobre otras cosas que no vemos ni podemos ver, a pesar de todos los avances científicos.

Miguel se hace muchas preguntas relacionadas con cuestiones que aún no tienen respuestas, como qué detrás de las estrellas.

Puedes usar este cuento corto para haceros preguntas. ¿Por qué siente curiosidad tu hijo? ¿Que le gustaría saber? De esta forma, estarás incentivando su curiosidad, y por supuesto, su ilusión y ganas por aprender.

Preguntas de comprensión lectora para tu hijo

También puedes utilizar este cuento corto para mejorar la atención y la comprensión lectora de tu hijo. Utiliza si quieres estas preguntas al finalizar la lectura:

1. ¿Con qué objeto intentó Miguel ver las cosas que no se ven?

2. ¿Qué duda tiene acerca del aspirador de la casa?

3. ¿A través de qué piensa Miguel que se podrían ver las cosas que no se ven en el cielo?

Otras historias de Miguel para niños pequeños

Este cuento forma parte de una saga de historias muy divertidas y llenas de imaginación, narradas según los pensamientos y ocurrencias de un niño de cinco años. Aquí tienes alguna más:

Nubes de plastilina: ¡qué forma tan extraña tienen a veces las nubes, verdad? Imagina lo que eso supone para la imaginación de los niños. En esta ocasión, Miguel imagina unas nube muy originales.

Un tobogán en la bañera: el baño es para los más pequeños un momento de relax y de diversión. Pero además es un momento ideal para incentivar su imaginación…

La radio de los sueños: ¡lo maravilloso que sería poder escoger los sueños y sintonizarlos como si de una radio se tratara! De esto va precisamente esta historieta de Miguel. ¡No te la pierdas!

Tal vez también te interese...

3 Comments

  1. Madre mía, igualito que su primo. Ya puedes esconder el destornillador

    • En “las Historias de Miguel” estás sembrada ,¡me encantan!,y es que el mundo de los niños es una fuente de inspiración inagotable.Te animo a que sigas por ahí…es más, recopilándolas podrias hacer un libro “niños versus papás”o “nietos versus abuelos”,já,já,pero en serio,creo que tendría éxito.

TU COMENTARIO