Esta fábula corta, ‘La mariposa y el grillo’, que también se conoce como un cuento en México, nos habla de la necesidad de ser más humildes y aceptar la vida que nos toca vivir con sus pros y sus contras. También nos habla de prudencia, que a veces perdemos ante una distracción. La vanidad puede ser una de ellas.

La fábula corta La mariposa y el grillo para leer con los niños

‘La mariposa y el grillo’, una fábula para niños sobre la vanidad

Revoloteaba una mariposa muy hermosa por un jardín y de pronto se fijó en un grillo que se ocultaba bajo una hoja. Se acercó a él y le dijo:

– Vaya, yo si fuera como tú, también me escondería… No eres muy hermoso que digamos.

– A mí me gusta como soy, mariposa, a pesar de no tener unas lindas alas de colores ni poder volar como tú. Me encanta cantar y moverme a saltos.

– ¡Ja,ja,ja! Lo que tienes es envidia de mí… Ahí te dejo con tu ‘agradable vida’, grillo.

Y dando una vuelta en círculos y con una graciosa pirueta, la mariposa se alejó un poco… Pero de pronto, llegaron al jardín unos niños, que al ver a la mariposa, empezaron a correr tras ella hasta alcanzarla. Entre todos, al tirar de las alas, la destrozaron.

El grillo, que lo estaba viendo todo desde su hoja, pensó entonces en lo afortunado que era con su vida.

– Sin duda, prefiero cantar y moverme a saltos- se dijo.

Moraleja: “a veces la belleza puede convertirse en nuestro enemigo. no presumas de ella y opta más bien por la humildad”

Qué puedes trabajar con esta fábula corta

Utiliza este texto breve del cuento de la mariposa y el grillo para hablar con los niños de:

– El valor de la humildad.

– La prudencia.

– Por qué debemos huir de la vanidad.

Reflexiones sobre la fábula ‘La mariposa y el grillo’

Presumía la mariposa de su belleza, sin darse cuenta de que era un arma de doble filo. En lugar de vivir orgullosa pero con humildad, la vanidad le llevó a descuidarse:

Cuidado con la vanidad: si la mariposa hubiera sido más humilde y prudente, seguramente hubiera buscado un lugar más seguro antes de posar para el grillo en un lugar visible a los ojos de los niños. Pero estaba tan centrada en despertar la envidia del grillo, que olvidó que su belleza podía atraer a su principal enemigo: el hombre.

La mejor postura, la del grillo: el segundo animal protagonista de esta fábula corta, el grillo, no solo era prudente (prefería esconderse bajo una hoja al estar en medio de un jardín), sino que además vivía feliz con lo que tenía, sin tener que demostrar nada ni ‘pavonearse’ delante de otros animales. Vivía tranquilo y feliz con lo que tenía, procurando tener mucho cuidado siempre. Si la mariposa hubiera aprendido más de él, no hubiera tenido, seguramente, ese final.

La belleza, un arma de doble filo: tener muchas habilidades y poseer belleza está muy bien, desde luego, pero presumir de todo ello nos puede lleva a ser un ‘blanco’ fácil para nuestros enemigos, que bien por envidia o atraídos por la belleza o las habilidades de las que presumimos, pueden llegar a hacernos mucho daño. No se trata de esconderse y ocultar los dones, sino de saber vivir en plenitud con ellos sin tener que menospreciar a ningún otro y por supuesto, protegiéndonos siempre de las posibles amenazas que nos rodean.

Otras fábulas cortas para niños muy interesantes

Aquí tienes otras fábulas que puedes usar con los niños para hablar de diferentes valores esenciales:

Fábulas con valores para niños: La cigarra y la hormiga
La Cigarra y la hormiga
La fábula sobre la vanidad: La mosca vanidosa
La mosca vanidosa
Las dos cabras, una fábula de Esopo sobre la terquedad
Fábula de Las dos cabras

– Sobre el esfuerzo y la pereza, La cigarra y la hormiga: esta popular fábula nos habla de esfuerzo versus pereza. En el primero de los casos normalmente siempre se obtienen recompensas, mientras que la pereza suele llevarnos a vivir serios problemas.

La mosca vanidosa: aquí tienes una fábula que de nuevo nos habla de las terribles consecuencias que tiene la vanidad.

Las dos cabras: ¿sabes qué sucede cuando dos muy cabezotas se enfrentan y ninguno quiere ceder? Que al final no consiguen llegar a ningún acuerdo ni solucionar el problema. No te pierdas esta fantástica fábula que nos habla de la necesidad de ser más asertivos.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *