Una fábula corta sobre la gratitud para los niños

‘El dragón, el hombre y la zorra’ es una fábula de Esopo con la que podremos reflexionar sobre el valor de la gratitud y las consecuencias de la ingratitud. Descubre con esta historia qué puede suceder cuando no se cumplen las promesas ni se muestra gratitud ante un bien recibido.

Una fábula de Esopo sobre la gratitud: ‘El dragón, el hombre y la zorra’

El dragón, el hombre y la zorra, una fábula de Esopo sobre la gratitud

Un dragón se quedó atrapado en la arena de un río, cuando pasó por allí un campesino que trabajaba en la zona.

– Por favor, ¡ayúdame! Si me atas a tu asno y me llevas hasta mi cueva, te daré todo el oro que guardo dentro como recompensa…- le dijo el desesperado dragón al campesino.

El hombre decidió ayudar al dragón, así que hizo lo que le pidió, pero al llegar a la cueva, el dragón se negó a pagar la recompensa.

– ¿No pensarás que voy a darte el oro? ¡Si me has tratado fatal al atarme como un fardo a tu asno!- dijo el dragón, ante la atónita mirada del labriego.

– ¡Si solo hice lo que me pediste!- dijo él.

Pasaba por allí una zorra o raposa, y al enterarse de lo que había pasado, les dijo a ambos:

– Campesino, muéstrame cómo trataste de mal al dragón. Átale con la misma fuerza con la que le ataste ara traerlo aquí y sabré qué castigo mereces…

El campesino ató de nuevo al dragón sobre su asno. Entonces dijo la zorra:

– Ahora, lleva al dragón al mismo lugar donde lo encontraste, y déjale tal y como estaba.

Y así hizo el hombre. Y el dragón quedó de nuevo atrapado en la arena.

Moraleja: ‘Quien devuelve el mal por bien, recibe ese mismo mal multiplicado’

Valores que puedes trabajar con esta fábula de Esopo

Con esta fábula podrás trabajar con tu hijo estos valores esenciales:

– El valor de la gratitud.

– La empatía.

– El valor de la solidaridad.

La justicia.

Reflexiones sobre la fábula ‘El dragón, el hombre y la zorra’ para niños

Las promesas que se hacen deben cumplirse. Más aún cuando se trata de agradecer un favor. Si no, puede que el resultado no sea el que esperábamos:

Las buenas acciones se pagan con gratitud, no con desdén: El dragón había hecho al hombre una promesa, a cambio de un favor, pero se olvidó de ella en cuanto se vio a salvo. El acto ingrato del dragón al final terminó por pasarle factura.

El sentido de la justicia de la zorra: La zorra o raposa representa en esta historia la justicia. Se trata de comprobar quién tiene razón y si alguno de los dos personajes merece un castigo. Y la zorra en este caso se da cuenta de que es el dragón quien debe ser castigado por ingrato, así que de forma muy astuta, pide al hombre que vuelva a llevarle hasta el río. Pensaba el dragón que era para darle una lección al hombre, y resultó que el castigo era para el propio dragón.

Al final la ingratitud termina pagándose: El dragón recibió su merecido, ya que como dice la moraleja de esta fábula, siempre que pagues con ingratitud una buena acción, recibirás multiplicado el mal que hiciste.

Otras fábulas y cuentos sobre la gratitud para los niños

Si quieres ayudar a tu hijo a entender mejor por qué es tan importante el valor de la gratitud, tal vez te interesen también estos otros relatos:

El león y el ratón: Se pensaba el león que el diminuto ratón no podría ayudarle en nada, pero al perdonarle la vida, el ratón se sentía tan agradecido, que no dudó en echarle una mano cuando vio que el necesitaba. Descubre qué pasó.

Historia de un pescador: Si te hacen un favor, lo normal es que te muestres agradecido… Si no muestras gratitud y además tratas mal a quien te tendió la mano, no te lamentes luego si recibes un buen castigo.

El flautista de Hamelín: Este cuento tan famoso podría recoger la misma moraleja que la fábula de Esopo que acabas de leer. En realidad, se trata de recordar lo importante que es cumplir las promesas y mostrar gratitud siempre.

La serpiente alada: Esta leyenda maya nos explica qué puede suceder cuando mostramos ingratitud hacia las personas que más nos han ayudado… ¡sorprendente!

TU COMENTARIO