Cómo hacer esquemas. Para niños de primaria y secundaria

Los esquemas son esenciales para estudiar. Ayudan a los niños a organizar el tema y a relacionar los conceptos más importantes entre sí. Te explicamos cómo hacer esquemas, aunque existen muchos tipos de esquemas diferentes. Pero todos ellos comparten ideas clave. Descubre cuáles son.

Los 4 consejos básicos para niños y adolescentes sobre cómo hacer esquemas de forma correcta

Consejos sobre cómo hacer esquemas, para niños de primaria y secundaria
Cómo hacer esquemas de forma correcta: consejos para niños de primaria y secundaria

Ya hemos explicado que el esquema ayuda a organizar el tema a estudiar. Y también a comprender mejor las relaciones entre todos los conceptos. También viene a ser un resumen más abreviado que luego podemos extender a la hora de desarrollar el tema en el examen. Pero, ¿cómo hacer esquemas? Presta atención a estos consejos y ejemplos:

1. Da un título al esquema con la idea general a desarrollar: por ejemplo, si el tema que estudias es sobre la II Guerra Mundial, el título del esquema será ‘La II Guerra Mundial». Si son las diferentes clases de animales vertebrados e invertebrados, podría ser «Animales vertebrados e invertebrados». Cuanto más claro sea el título, mejor.

2. Separa las ideas principales a desarrollar: ahora debemos abrir espacios para las ideas principales de las que luego partirán flechas o cuadros de texto. Siguiendo los casos anteriores, si hacemos el esquema de la II Guerra Mundial, podrás abrir varios espacios de los que luego partirán más flechas. Podrían ser: ‘Cronología de la Guerra’, ‘Batallas importantes’ y ‘Consecuencias finales de la Guerra’. Si fuera el caso de los animales, podrías abrir dos espacios: ‘animales vertebrados’ y ‘animales invertebrados’.

Los otros dos consejos sobre cómo hacer esquemas

3. Comienza a relacionar siguiendo cada idea principal: partiendo de esas primeras ideas establecidas, ya podemos apuntar las ideas secundarias y datos que debemos recordar. Recuerda que es un esquema, no un resumen. No llenes la hoja de datos desarrollados, sino de ‘datos clave’ que te sirvan para recordar y desarrollar todo lo demás.

En el caso de la ‘II Guerra Mundial’, deberás apuntar las fechas más destacadas en la cronología y un breve titular con lo que pasó. Por ejemplo: ‘1939: comienzo de la II Guerra Mundial’, ‘1941: invasión de las tropas del eje de la Unión Soviética’… Después deberás continuar con tu espacio dedicado a personajes y apuntar los nombres de los protagonistas de la II Guerra Mundial y por último, ir rellenando el hueco que dejaste para las ‘Batallas importantes’.

4. Termina con los detalles: si es preciso, de cada idea secundaria pueden salir más flechas que nos den algún dato adicional y más detallado. Puedes, por ejemplo, sacar otra flecha de cada uno de los personajes importantes en el caso de la II Guerra Mundial y dar algún dato sobre su participación en la guerra.

Resumen de la estructura de un esquema para estudiar

Ya hemos visto cómo hacer esquemas. El esquema puede ser con flechas, corchetes, cuadrados, números… El estilo corre de tu cuenta. Pero lo que siempre debe respetar es el orden, la organización de las ideas. Y esta organización en resumidas cuentas debe ser así:

Título o idea generalIdeas principales (pueden ser dos, tres, cuatro… las que necesites)- Ideas secundarias (que partirán siempre de las ideas principales) – Detalles (que partirán de las ideas secundarias).

Es muy recomendable que el esquema quepa en una sola hoja. Facilita mucho el estudio ver lo más importante de una vez y todo junto. Para eso utiliza siempre frases cortas y palabras clave que puedes subrayar.

Qué debes tener en cuenta antes de hacer los esquemas

Para hacer un esquema de forma correcta debes trabajar el tema antes. No sirve de nada ir haciendo el esquema según vas leyendo el tema, porque puede que al final te encuentres con contenido que debes añadir como idea principal y que no te quede espacio porque no contabas con ello. Por eso, antes de ponerte con el esquema, recuerda que debes:

  • Leer bien el tema y comprenderlo.
  • Subrayar el contenido más importante.
  • Apuntar esas palabras o frases que consideres clave para desarrollar después el tema.

Otros temas interesantes para estudiar bien y aprobar los exámenes

Si buscas más consejos para tener éxito en los estudios, no dejes de leer también estas otras lecturas:

Causa sde falta de esfuerzo y perseverancia
Por qué esfuerzo y perseverancia son tan importantes

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 2

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina