Una fábula de Esopo sobre las apariencias y la forma de descubrir mentiras para niños

Esta fábula corta de Esopo, ‘La zorra y el perro’, nos recuerda la importancia de no fiarnos de las apariencias y nos sugiere la forma de detectar mentiras. La ignorancia nos lleva a creer, parece decirnos con esta historia breve, y los estudios y la experiencia te ayudan a distinguir la mentira de la verdad.

Una fábula de Esopo para niños sobre las mentiras: La zorra y el perro

La zorra y el perro, una fábula corta sobre las apariencias
‘La zorra y el perro’, una fábula corta de Esopo sobre las apariencias

Vigilaba un perro a un rebaño de ovejas mientras el pastor descansaba, cuando de repente vio que se acercaba una zorra muy astuta muy despacito.

El perro la observó: la zorra se acercaba con delicadeza a las ovejas y hacía como que las acariciaba.

El perro se acercó entonces a la zorra y preguntó:

– ¿Qué haces, zorra?

– ¿No lo ves?- respondió ella- ¡Acaricio a las ovejas!

El perro le dijo entonces, de forma contundente:

– Muy bien, pues ya te puedes buscar ahora mismo otro lugar o verás qué fantásticas son las caricias que voy a darte.

La zorra entendió su mensaje y se fue de allí corriendo.

Moraleja: No te fíes de las apariencias y busca la verdad. Los estudios y la experiencia te ayudarán.

Qué valores puedes trabajar con la fábula La zorra y el perro

Con esta fábula de Esopo, podrás reflexionar acerca de estos temas:

– El valor de la sinceridad.

– Las apariencias engañan.

– La necesidad de estudiar y el valor añadido de la experiencia.

Reflexiones sobre esta fábula corta de Esopo para los niños

Pues sí, las apariencias engañan y algunos caen en la trampa de la mentira. La única forma de no caer en ella es usando la inteligencia y la experiencia:

Desconfía de las apariencias: dicen que la mentira tiene una habilidad extrema para disfrazarse con el traje de la verdad y que apenas se note. Por eso, debemos desconfiar de la aparente verdad y antes de creerla, cerciorarnos de que no esconde nada.

La inocencia, la falta de conocimiento y la falta de experiencia suelen hacernos caer en la trampa de la mentira que se disfraza de verdad.

El conocimiento y la experiencia te harán ver la verdad: el perro sabía que los zorros cazan y comen ovejas. Si no lo hubiera sabido, tal vez hubiera creído la mentira de la zorra, que solo se acercó a las ovejas con una clara intención: comérselas.

La desconfianza del perro salvó la vida de las ovejas. Pero esta desconfianza nació de su conocimiento y experiencia. De ser un perro joven y sin conocimientos sobre el resto de animales, tal vez hubiera caído en la trampa de la zorra. De ahí la importancia de estudiar para que nadie nos pueda engañar.

Otras fantásticas fábulas de Esopo con valores para niños

Busca también las moralejas y reflexiones de estas otras fábulas cortas de Esopo. Son fantásticas para niños y mayores:

La corneja y la jarra: se moría de sed la corneja y vio un poco de agua en una jarra. Era muy difícil llegar a ella, pero… ¡no se rindió! No te pierdas esta fábula de Esopo sobre la importancia de esfuerzo y perseverancia para conseguir nuestros objetivos.

Los patos y la tortuga: los patos querían ayudar a la tortuga, pero le advirtieron de algo que no podía hacer por su seguridad. ¿crees que la tortuga hizo caso? ¡Pudo más su vanidad! Descubre los valores que transmite esta maravillosa fábula corta.

Las ranas y el pantano seco: está muy bien ilusionarse, pero cuidado con la impulsividad. Antes de actuar, hay que pensar en las consecuencias de nuestras decisiones. Y si no, mira lo que le podía haber pasado a las protagonistas de esta historia.

Author

Estefanía Esteban es periodista y escritora de literatura infantil. Ha publicado el libro 'Cebricornio' con la editorial Babidibú.

TU COMENTARIO