Los mejores dictados para niños con palabras esdrújulas

Te proponemos mejorar la ortografía de tu hijo con estos dictados cortos con palabras esdrújulas. Las palabras esdrújulas son aquellas que llevan tilde en la antepenúltima sílaba. Es la tercera sílaba contando desde el final de la palabra.

Enseña a tu hijo a reconocerla dando palmadas en cada sílaba de una palabra y parando o haciendo más énfasis justo en la sílaba acentuada. Y cómo no, la mejor forma de enseñar a tu hijo a acentuar bien las palabras esdrújulas es mediante la práctica. Te proponemos utilizar estos 10 dictados con palabras esdrújulas para niños, para que practiquen y mejoren la acentuación.

Los mejores 10 dictados cortos con palabras esdrújulas para niños

Dictados cortos para niños con palabras esdrújulas

Repasa la ortografía con tu hijo utilizando estos dictados. Son muy cortos. De esta forma no se cansará y mantendrá la atención por más tiempo. (Verás las palabras esdrújulas de color naranja):

1. Carmen tienen muchos marcapáginas de colores. Le gusta utilizarlos para marcar la última página del libro que leyó. Todos son fantásticos y quedan muy bien en su estantería. Tiene un marcapáginas con gotas de agua que caen como lágrimas, y otro con dibujos de su película favorita: ‘El misterioso caso de la orquesta sinfónica‘.

2. A Juan le encanta su cálida manta de color berenjena. Es mágica: cuando se acuesta y se tapa con ella, tiene fantásticos sueños muy estrambóticos. Una vez soñó con que tenía un bólido muy rápido con el que ganaba una carrera dificilísima. Y otro día soñó que estaba en el Jurásico, rodeado de terroríficos dinosaurios. ¡Que miedo! Pero al final escapó de todos ellos y se despertó pensando… ¡menuda pesadilla!

3. A María le encanta el brócoli. Aunque sea verde. Bueno, y el jamón ibérico. En realidad a María le gusta todo. Su abuela dice que va a ser guapísima por comer tantos espárragos y demás verduras, y que nunca va a tener déficit vitamínico. También dice que consume mucha fruta rica en fósforo… ¿será el plátano?

4. El sofá de la casa de los López es muy cómodo. Si te tumbas es como si te dejaras caer sobre la típica nube de algodón. Dicen que lo compraron en Bélgica, una cálida tarde de primavera. Los López dicen que la tienda tenía también objetos rarísimos, como una gárgola, que dicen mis tíos que era gótica.

5. Marcos practica con las palabras esdrújulas. De mayor quiere ser un fantástico escritor, y ganar muchos premios. Ha hecho un cálculo y tiene que estudiar muchísimo, pero le compensa. Además, tiene una técnica infalible para aprender: los dictados. Después de escribir rodea con un círculo las palabras que debe mejorar. Es un método fabuloso. Seguro que se convierte en un espléndido escritor de novela.

6. Mi amigo Juan dice que va a ir a Egipto a visitar las pirámides. Deben ser altísimas. Sin duda, un viaje muy didáctico, porque aprenderá mucha Historia. Yo siempre he pensado que son increíbles…¿cómo pudieron construirlas los egipcios sin máquinas? Lo mismo que las pirámides de México. ¡Fascinante!

7. Mi profesor nos está enseñando a medir los centímetros de rectángulos y círculos para hallar el perímetro de los objetos. La verdad es que las matemáticas pueden ser muy divertidas cuando aprendes a usarlas. Aprendes cálculo, aritmética… y los números dejan de ser extraños. ¡Es fantástico!

8. Mi madre habló con mi tía por teléfono. Y es que mi tía vive en Mérida, que está a muchos kilómetros de Málaga. Pero a veces vamos a verla en un tren muy rápido que además es eléctrico. El próximo fin de semana iremos, y he preparado una sorpresa. Es un regalo, y pienso dárselo en cuanto lleguemos.

9. ¿Te sabes las normas del semáforo? Cuando la luz está en roja para el peatón, está prohibido cruzar. Hay que tener muchísimo cuidado, porque los vehículos van muy rápido y apenas miran. Mi padre dice que hace un par de décadas no había tantos coches. Pero que al menos ahora algunos son eléctricos y contaminan menos.

10. Me encanta ir de excursión a la montaña. Respiras más oxígeno, sobre todo cuando llegas a la cúspide. Desde allí se ve un panorama espléndido. Nubes como estratocúmulos que parecen borreguitos en el cielo, muy blancas y brillantes como la cerámica. Y por la noche se ve una bóveda de estrellas… ¡se ve hasta la vía láctea!

Tal vez también te interese...

TU COMENTARIO