Por qué Zeng mató al cerdo. Fábula china sobre la educación de los niños

Este relato es una fábula china para adultos, o bien podríamos decir, para padres y madres. ‘Por qué Zeng mató al cerdo’ nos recuerda que los niños aprenden sobre todo del ejemplo que dan sus padres. Si no cumples tus promesas, tu hijo no confiará en ti. Fantástica fábula corta de la que sacamos una gran reflexión.

Una fábula china para padres: ‘Por qué Zeng mató al cerdo’

‘Por qué Zeng mató al cerdo’, una fábula china sobre la educación de los hijos

Cuentan que un día, la mujer de Zeng Shen se dispuso a salir al mercado, pero al verla, su hijo empezó a llorar, porque quería acompañarla.

– No puedes venir, debes quedarte en casa con tu padre- le recriminó ella.

Pero el niño lloraba aún más fuerte y el llanto terminó en rabieta. La mujer, desesperada, le dijo:

– Venga, si dejas de llorar, mataré el cerdo para ti. Así tendrás esa carne que tanto te gusta…

El niño entonces, dejó de llorar. Al volver del mercado, la mujer se encontró a su marido a punto de matar al cerdo.

– ¡Qué haces! ¡No le mates aún!

– Dijiste que lo harías- respondió él.

– ¡Pero era un decir, para que se callara el niño!

– Si prometes algo delante de tu hijo, debes cumplirlo– dijo entonces Zeng Shen- Los niños imitan en todo a sus padres, y aprenden de ellos. Si mientes a tu hijo y le defraudas, le enseñas a mentir.

Y entonces, Zeng Shen mató al cerdo.

Moraleja: “si engañas y defraudas a tu hijo, le enseñas a mentir”

Qué temas puedes trabajar con la fábula ‘Por qué Zeng mató al cerdo’

Utiliza esta fábula china de Han Fei Zi para pensar en estos temas:

– La importancia de nuestros ejemplos en la educación de los hijos.

– Por qué no debemos defraudar a los hijos.

La confianza. Cómo generarla.

Reflexiones sobre esta fábula china

Somos los grandes maestros de nuestros hijos y nuestros ejemplos son su principal espejo. No les mientas, o aprenderán a mentir:

Cómo generar respeto y confianza en los hijos: la sinceridad, la honestidad y la firmeza consiguen generar en los hijos respeto y seguridad, ya que ven en nosotros un referente con valores sólidos y unas directrices claras. No seas voluble, porque confundirás a tu hijo. Tampoco le mientas, porque le enseñarás a mentir. Ni le defraudes, porque perderá la confianza en ti.

La lección de Zeng: en este relato, es Zeng quien da una lección a su mujer sobre cómo educar al hijo. Si prometiste algo, debes cumplirlo. De esta forma entenderá la honestidad y la sinceridad y aprenderá que es la forma correcta de actuar. Si prometes algo y luego no lo cumples, solo generarás un sentimiento de frustración. El niño se sentirá defraudado y creerá que no puede creer en ti, ya que no cumples la palabra.

Otras fábulas chinas para reflexionar

Si te gustó esta fábula, prueba a leer también estas otras. Todas incluyen reflexiones finales sobre su moraleja:

Demasiados senderos, una fábula china sobre el exceso de tareas, para adolescentes y adultos
Demasiados senderos
Una fábula china sobre la perseverancia: De cómo el viejo tonto removió las montañas
De cómo el viejo tonto removió las montañas
El platanero talado, una fábula sobre las mentiras
El platanero talado

– La turbación ante un exceso de tareas, Demasiados senderos: pues sí, cuando tenemos pocas opciones, la elección es más sencilla, pero cuando tenemos tantos caminos posibles por recorrer, nos terminamos perdiendo.

De cómo el viejo tonto removió las montañas: con esfuerzo, perseverancia y cooperación, se pueden conseguir cosas increíbles, como lo que logró el protagonista de esta historia.

El platanero talado: no siempre los consejos son ‘buenos’. Algunas veces, esos consejos llevan detrás una mala intención oculta…

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *