‘Cuidado con los pícaros que se benefician de las mentiras’, parece advertirnos este cuento infantil tan popular en México, ‘Pedro y el árbol del dinero’. Se trata de un divertido cuento que nos recuerda que debemos estar siempre alerta ante posibles ‘timadores’ que se sirven de la ‘codicia’ de algunos para engañarlos con trucos e historias realmente inverosímiles pero que terminan funcionando.

El divertido cuento infantil de Pedro y el árbol del dinero

‘Pedro y el árbol del dinero’, un cuento infantil sobre los engaños

Pedro era un joven bastante listo y muy astuto, que usaba sin embargo la mentira y la picaresca para beneficiarse de la ingenuidad o la codicia de otros.

Un día, mientras descansaba bajo un pequeño árbol, se le ocurrió lo siguiente: pegar en las ramas todos los billetes que tenía.

– Haré que se crean que este árbol da dinero- pensó.

Pedro estuvo esperando un buen rato, hasta que vio aparecer por el camino a unos arrieros. Y estos, al ver el árbol lleno de billetes, se acercaron a preguntar.

– Muchacho, ¿qué clase de árbol es este?

– ¿No lo ven? Es el árbol del dinero… Lo vigilo por si alguien quiere llevarse sus frutos. Aunque, ya me cansé, la verdad, y he decidido venderlo.

– ¿Lo vendes? ¿Y cuánto cuesta?

– Cien pesos.

– Eso es mucho dinero- dijeron los arrieros- Te lo compramos por cincuenta.

– ¿Por cincuenta? ¡Ni hablar! Ten en cuenta que este árbol te dará todo el dinero que desees. Es una excelente inversión.

– Está bien, te lo compramos- dijeron los arrieros entonces.

– Pero dejen que le de yo la primera sacudida. No tardará muchos días en dar de nuevo dinero. Y a partir de entonces, podrán conseguir lo que deseen.

Pedro sacudió el árbol y recogió todos los billetes que había pegado a las ramas. Después se guardó los cien pesos que los hombres le dieron a cambio del árbol y se fue bien rápido de allí. Con los bolsillos bien cargaditos de dinero…

Qué temas puedes trabajar con el cuento ‘Pedro y el árbol del dinero’

Puedes usar este divertido cuento para hablar con los niños de:

Las mentiras.

– Los engaños mediante la picaresca.

– El sentido de la prudencia.

Reflexiones sobre este cuento infantil

Este cuento es más bien una advertencia sobre la necesidad de protegernos de aquellos que no dudan en usar la mentira y el engaño para beneficio propio. La prudencia y la desconfianza ante los desconocidos pueden evitar que caigamos en su trampa:

Cuidado con los engaños: en realidad, pocos hubieran creído la historia del árbol que da billetes de usar el sentido común. Es algo imposible y sin embargo, siempre habrá quien se lo crea, por ignorancia, inocencia o bien por codicia (que es capaz de ponernos una gran venda en los ojoso hacernos ver cosas realmente increíbles). Y lo mismo pasa con muchos otros engaños, en los que muchas personas siguen ‘cayendo’. A veces el engaño es bien sutil y bastante creíble. Otras, como en esta historia, llegan a ser situaciones realmente ridículas.

Cómo evitar estos engaños: la única manera de no caer ‘en estas trampas’ es desconfiando y buscando cualquier indicio de mentira ante la primera sospecha. Sí, debemos confiar en los demás, pero dependiendo de la situación, debemos desconfiar y preguntarnos ¿no será una mentira? Con ello, evitaremos caer en engaños de este tipo. Ten en cuenta que a veces será difícil, porque a menudo las mentiras se disfrazan de verdad y es más difícil detectarlas.

Otros cuentos infantiles sobre los engaños

Si quieres seguir profundizando más en este tema de las mentiras y los engaños, también puedes utilizar estos otros cuentos infantiles, que son realmente fantásticos:

Cuentos para niños con moraleja: El engaño de la milpa
El engaño de la milpa
Un cuento infantil tradicional: El adivino
‘El adivino’
La zorra con la cola cortada, una fábula para niños con valores
La zorra con la cola cortada

– Sobre la astucia de unos… El engaño de la milpa: no te creas todas las promesas que te hagan, y mucho cuidado con lo que ofreces a cambio de recompensas futuras, porque puede que nunca lleguen.

El adivino: de nuevo un cuento que nos habla de cómo alguien puede llegar a hacerse pasar por otra persona y engañarnos. Aunque en esta ocasión, el que intenta engañar, se lleva una buena lección…

La zorra con la cola cortada: aquí tenemos una fábula muy popular que nos habla de engaños, aunque en esta ocasión, motivados por los celos y algo que se intenta ocultar al resto por ‘vergüenza’.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *