Un cuento corto sobre la fuerza de la unión

La unión hace la fuerza. En este cuento, ‘Los tres hermanos’, un viejo y sabio samurai decide dejarles a sus hijos un legado, una última enseñanza. Lo hará mediante una hermosa metáfora. No te pierdas este cuento corto que nos habla de la unión como la forma de conseguir una gran fortaleza.

Un hermoso cuento corto japonés sobre la unión: Los tres hermanos

Los tres hermanos, un cuento corto japonés
‘Los tres hermanos’, un precioso cuento corto japonés sobre la cooperación

Un anciano samurai, muy bueno en el arte de las peleas, sintió con tristeza que su vida estaba a punto de acabar. Tenía tres hijos, y les había enseñado el arte de los combates, pero no le dio tiempo a enseñarles el de la defensa, por lo que temía que fueran blanco fácil para sus atacantes.

El hombre pensó qué podía dejar a sus hijos como legado, algo que pudiera ayudarles y protegerles. Y entonces recordó que había labrado durante mucho tiempo unas hermosas flechas de madera.

– Ya sé cuál será mi legado-dijo para sí orgulloso.

Y así, un día, llamó a sus tres hijos y les dijo.

– Mi vida llega a su fin y quiero dejaros un legado a cada uno de vosotros. En todo este tiempo os he enseñado cosas básicas de ataque pero os falta aprender lo más importante, que es la defensa. Por eso, cada uno de vosotros por separado aún corréis mucho peligro. Pero he encontrado la forma de haceros fuertes.

Diciendo esto, el samurai ofreció a cada uno de sus hijos una flecha.

– ¿Una flecha? Pero padre… ¿cómo vamos a vencer con una simple flecha? ¡Podría partirla con mis manos!

– Es cierto, si intentas partirla, podrás hacerlo. Pero junta las tres flechas e intenta doblarlas.

El hijo hizo lo que le pidió su padre y efectivamente, fue incapaz de partirlas.

– Las tres flechas unidas son tan fuertes que no podréis doblarlas nunca. Lo mismo sucederá con cada uno de vosotros. Vuestra fortaleza reside en vuestra unión. Juntos, seréis realmente temibles.

Los tres hijos entendieron el mensaje y se convirtieron en bravos samurais a los que todos temían. Nunca combatían por separado. Su unión les hizo indestructibles.

Qué valores puedes trabajar con este cuento de ‘Los tres hermanos’

Utiliza este milenario cuento japonés para hablar de:

– La fortaleza reside en la unión.

– La importancia de aprender a defendernos.

Reflexiones sobre este precioso cuento japonés

Está claro que la unión de las diferentes virtudes crea algo mágico y superior. Aprendamos a sacarle partido:

La unión hace la fuerza: por separado tenemos una serie de cualidades, pero si sabemos complementarlas, conseguiremos algo realmente valioso. La unión siempre es más poderosa. El sabio samurai dio con la clave para proteger a sus hijos. Sus características por separado eran buenas, pero juntos, eran mejores.

La importancia de una buena defensa: la mayor preocupación del samura anciano es que sus hijos no sabían defenderse. Y en medio de una batalla, saber defenderse es esencial. Sin embargo, sabía que si conseguía un ataque que nadie pudiera responder, esa sería la mejor defensa para sus hijos.

Como muchos dicen… a veces la mejor defensa es un buen ataque. En este caso, el legado que el hombre dejó a sus hijos consistió precisamente en lograr un ataque que nadie pudiera responder.

Otros increíbles cuentos orientales para niños y mayores

Aquí encontrarás otros cuentos igual de valiosos con los que podrás reflexionar junto a tus hijos, cuentos orientales con enseñanzas relacionadas con algunos de los valores esenciales:

La mariposa blanca: un cuento japonés que nos habla de la eternidad del amor y de la vida. Que nos habla de fidelidad y de paciencia. Que nos habla del poder del amor.

La chimenea mal situada: este cuento chino nos recuerda que debemos desconfiar de los consejos ‘malintencionados’. Aprendamos a ver aquellas mentiras disfrazadas de verdad que solo buscan un bien particular.

El viejo que hacía florecer los árboles: el bien genera bien a su paso. Es el principio básico del karma. Lo entenderás mejor después de leer este precioso cuento.