Leyenda de La Monja, un relato mexicano escalofriante

Descubre la terrorífica historia de La Monja, tanto en la triste y conmovedora versión de la Monja de la catedral de Durango, como el escalofriante relato de la Monja de Ciudad de México. En ambos casos la historia nos habla de amor trágico y con terribles consecuencias.

TIEMPO DE LECTURA: 5 MINUTOS

Leyenda de la Monja de Durango, un relato que te conmoverá

La leyenda de La Monja de Durango
‘La Monja’, leyenda de Durango

Existió una hermosa mujer de nombre Beatriz, que vivía en la ciudad mexicana de Durango. Esta joven decidió hacerse monja e ingresar en un convento en esta ciudad, en una época en la que los franceses comenzaron una invasión en México, a principios del siglo XIX.

Sin embargo, ante la invasión francesa, el convento cerró sus puertas y la joven novicia tuvo que regresar a su casa. Al llegar, descubrió con horror que toda su familia había muerto a mano de los soldados franceses. Así que no tuvo otra opción que buscar una humilde casa cerca de la catedral.

Un día, Beatriz escuchó golpes en su puerta. Alguien llamaba de forma desesperara. Al abrir, se encontró con un soldado francés malherido. Su primer instinto le llevó a negarle la ayuda… ¿cómo iba a salvar la vida de uno de los soldados que tal vez habían matado a su familia? Pero pudo más su caridad y le ayudó a entrar. Curó sus heridas y durante muchos días le estuvo cuidando. Los días se convirtieron en semanas y los dos jóvenes terminaron enamorándose.

La Monja y su triste final

No tardaron en prometerse en matrimonio, aunque el destino no se lo iba a poner fácil: el soldado fue llamado de nuevo a filas y tuvo que separarse de su amada, no sin antes reiterar la promesa de regresar para casarse con ella.

Cada día, Beatriz subía a lo alto del campanario de la catedral para ver si su amor regresaba. Pero lamentablemente cayó muerto en una de las batallas. Ella nunca lo supo. Y permaneció fiel a su promesa. Todos los días subía al campanario y pasaba un buen rato observando si el soldado volvía. Nunca faltó a su cita.

Un buen día, encontraron su cuerpo a los pies de la catedral. Se había quitado la vida.

Lo cierto es que desde entonces, muchos aseguran haber visto durante las noches sin luna la figura de una mujer vestida de blanco en lo alto del campanario, con la mirada perdida en el horizonte.

La otra versión de la leyenda de La Monja mucho más terrorífica

La Monja, leyenda de Ciudad de México
‘La Monja’, la leyenda de Ciudad de México

Existe una segunda versión de esta leyenda de amor trágico, aunque la historia cambia mucho. Hasta el nombre de la protagonista, que cambia de Beatriz a María. Todo sucede esta vez en Ciudad de México, en el siglo XVI.

Según esta leyenda, María Ávila pertenecía a la clase alta y debía obedecer unas reglas básicas. Entre ellas, estaba la de no poder entablar amistad y mucho menos ninguna relación sentimental con una persona de clase baja.

Pero María se enamoró de un caballero apellidado Arrutia, de clase baja. Y tal era su amor, que no fue capaz de ver que le estaba engañando, que él no sentía amor hacia ella, sino un deseo inequívoco de entrar en su familia y apoderarse de su fortuna. María rompió la norma de su clase burguesa y entabló una relación con él.

Los hermanos de María, Alfonso y Gil, se enteraron de las intenciones de este hombre y sus verdaderos sentimientos. Decidieron pagarle una buena suma de dinero para que se alejara de ella. Él aceptó. Se marchó a Veracruz y escribió una carta a su supuesta amada, explicándole que había tenido que irse de la ciudad por motivos de trabajo.

En qué momento María se convirtió en ‘La Monja’

María cayó en una terrible depresión y sus hermanos decidieron ingresarla en el convento de La Concepción, en donde su depresión fue en aumento… Ella seguía esperando a que su amor volviera. Rogaba a Dios cada día para que le devolviera a su amado.

Sin embargo, este hombre sin escrúpulos regresó, pero no para verla, sino para pedir más dinero a sus hermanos. Ellos cedieron y le volvieron a pagar. Ella al fin se enteró de su presencia en la ciudad, y de cómo había desaparecido de nuevo sin visitarla.

Tal fue su pena que un día, María se ahorcó en un árbol de duraznos.

Desde entonces, hay quien asegura haber visto la sombra de su cuerpo colgado de un árbol, o asomada a una ventana del convento. Es más: hay quien ha escuchado sus lamentos aterradores en los pasillos del convento y un desgarrador grito que repite constantemente: ‘No volvisteeeee’.

Quienes más prudencia deben de tener son las parejas de enamorados, puesto que ‘La monja’, como allí la llaman, tiene especial predilección por hacer daño a aquellos que se aman y son felices.

Qué temas podemos ver con las leyendas de ‘La monja’

Estas dos historias de ‘La monja’ nos hacen pensar acerca de estos temas:

  • La caridad
  • El valor de la fidelidad
  • Las mentiras, los engaños
  • El sufrimiento por amor
  • La venganza

Comentarios sobre los relatos de ‘La Monja’

Como ves, aquí tienes dos historias muy diferentes sobre ‘La Monja’. Las dos son de México, pero de diferentes épocas y distintas zonas. La más antigua nos habla de engaños y la historia de Durango nos habla de amor sin límites. Pero en ambos casos, el amor lleva al sufrimiento:

  • El sufrimiento más grande es por amor: La primera historia, la de la monja de Durango, no siente deseos de venganza ni celos de ningún tipo. Simplemente sufre por amor. Su fidelidad es la que le provoca el eterno sufrimiento, una angustia que sólo consigue vencer con la muerte. El amor es capaz de matar en vida, parece decirnos esta historia, un amor que llegó de la mano del destino, por el sentimiento de caridad que sentía la protagonista.
  • El dolor del amor que lleva a la venganza: Muy diferente es la leyenda de La Monja de Ciudad de México, una historia que nos habla de engaños y deseo de venganza de una mujer que amó y que se siente humillada y despechada al haber sido abandonada. De ahí que su espectro se convirtiera en el de un espíritu vengativo que busca la infelicidad de los amantes. Si ella no pudo tener ese amor, no puede permitir que otros lo tengan… Ese sentimiento tan peligroso nace de la envidia.

«El sufrimiento por amor puede llevarnos si no lo controlamos al deseo de venganza.»

(Reflexiones sobre ‘La Monja’)

Otras espeluznantes leyendas urbanas que te encantarán

Si te gustó el relato de la Monja, prueba a leer también estas otras terroríficas historias:

  • El Silbón: Si escuchas su característico silbido cerca, será mejor que te alejes. El Silbón es un espectro muy peligroso, agresivo, que arrastra para toda la eternidad un mal que hizo en vida…
  • Bloody Mary: ¿Quieres saber qué hay detrás de esa famosa historia del espectro que se aparece en un espejo al decir varias veces unas palabras? ¡Te lo contamos!
Bloody Mary, yuna terrorífica leyenda urbana
Leyenda urbana de Bloody Mary
  • La llorona: Muchos confunden la segunda historia que hemos leído de La Monja con la de la Llorona, pero nada tiene que ver. En este caso, la mujer que sufre, arrastra consigo un terrible remordimiento por algo que hizo.

Y recuerda que también puedes escuchar muchos relatos de terror narrados mediante podcast. Busca entre todos estos:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 14

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *