logo tucuentofavorito

Las zorras, las águilas y las liebres. Fábula sobre las alianzas

Esta fábula corta de Esopo, ‘Las zorras, las águilas y las liebres’, nos recuerda la importancia de medir bien nuestras fuerzas antes de ser solidarios y lanzarnos a cooperar con alguien. Todo depende de la situación y el adversario al que nos enfrentemos. ¿Egoísmo? Tal vez, prudencia y sentido común. Esto es lo que el fabulista griego viene a decirnos. Lee con atención la fábula corta y más abajo, las reflexiones sobre el mensaje que transmite.

TIEMPO DE LECTURA: 1 MINUTO

La fábula de ‘Las zorras, las águilas y las liebres’

Las zorras, las águilas y las liebres, fábula de Esopo
Fábula de ‘Las zorras, las águilas y las liebres’

Cuentan que hubo un día en el que las águilas se declararon en guerra con las liebres, y estas últimas fueron a pedir ayuda a las zorras. Habían oído hablar de que eran sumamente inteligentes.

– Necesitamos vuestra ayuda, si no, nunca podremos ganar esta guerra contra las águilas– dijeron.

Una de las zorras se adelantó, y dijo:

– Os hubiéramos ayudado de no saber quiénes sois y contra quiénes lucháis.

Moraleja: «Antes de involucrarte en una campaña, mide bien la fuerza del adversario y de tu aliado»

(‘Las zorras, las águilas y las liebres’ – Esopo)

Qué temas puedes trabajar con esta fábula corta

Utiliza esta fábula corta de Esopo para reflexionar acerca de:

  • La solidaridad.
  • El valor de la prudencia.
  • Las alianzas.
  • Astucia e inteligencia.

Reflexiones sobre esta fábula corta de Esopo

Esta fábula corta genera dos sentimientos e ideas enfrentadas. Ante una disputa o guerra, ¿es egoísta rechazar una alianza con el más débil? ¿O es prudente? Esopo en esta fábula apuesta por lo segundo.

  • El paso más inteligente: A veces ciertas alianzas implican una doses de aparente egoísmo que para Esopo es simplemente prudencia y sentido común. En este caso, la guerra mostraba una importante desigualdad entre ambos bandos. Las águilas son depredadores naturales de los conejos, por lo que estos últimos tenían todas las de perder. ¿Cómo iban a vencer a las águilas? Por eso, pensaron en pedir ayuda a un animal inteligente, capaz de tender ‘una trampa’ a las aves. Sin embargo, la inteligencia no solo servía a las zorras para enfrentarse a sus enemigos… sino también para decidir con quién aliarse.
  • ¿Inteligencia o egoísmo?: Y en este punto es donde tenemos la duda a la que nos enfrenta esta fábula. La posición de las zorras y su decisión de no ayudar a las liebres por estar en clara desventaja, ¿es una decisión inteligente o egoísta? Las zorras valoraron las posibilidades de triunfo ante las águilas y se dieron cuenta de que las liebres nunca podrían conseguir una victoria ni siquiera con su ayuda, y que además, ellas pasarían a convertirse en enemigos de las águilas, algo que tampoco era muy conveniente.

Así que en este caso, más que rechazar la ayuda a las liebres por pensar que eran claros perdedores, lo hicieron porque no querían tener como enemigas a las águilas, y tener que enfrentarse a ellas constantemente. En las alianzas, no solo consiste en elegir el bando ‘amigo’, sino también en tener claro a quién queremos o estamos dispuestos a tener como enemigos.

Una reflexión más acerca de esta fábula de Esopo

  • ¿Y una alianza diferente?: La siguiente pregunta que podemos plantearnos con esta fábula de ‘Las zorras, las águilas y las liebres’ es si las liebres podían buscar una alianza con más animales. No solo con las zorras, sino con el resto de animales. Tal vez entre ellos podrían encontrar alguno con ganas de enfrentarse a las águilas.

Ante un enemigo muy poderoso, la mejor alianza es aquella que suma fuerzas suficientes como para hacerle frente, aunque eso conlleve un enfrentamiento más amplio. Las zorras no querían ayudar a las liebres por estar en tan desequilibrada situación. Pero, ¿y de unirse con más animales poderosos? Tal vez la respuesta habría sido diferente. ¿O no?

«Ante un enemigo poderoso, la mejor alianza es aquella que suma fuerzas hasta igualar el poder»

(Reflexiones sobre la fábula de Esopo ‘Las zorras, las águilas y las liebres’)

Otras fábulas de Esopo para reflexionar

Esta interesante fábula de Esopo nos lleva a pensar también en otras historias especialmente indicadas para adolescentes y adultos. Por ejemplo, estas:

  • El cuervo enfermo: Si no cuidamos nuestras relaciones sociales, no podremos contar con ayuda cuando la necesitemos. Las amistades son importantes, y es fundamental aprender a conservarlas.
  • Las dos cabras: Cuando dos muy tercos discuten, y ninguno cede, lo más normal es que ambos terminen dañados. Esta metáfora de las cabras nos lo explica a la perfección.
Las dos cabras, una fábula de Esopo sobre la terquedad
Fábula de Las dos cabras
  • La zorra y el cuervo hambriento: Está bien tener fe e ilusiones, pero de ilusión no vive el hombre… Ante un problema, intenta resolverlo mediante la acción y no dejes que ‘el azar’ te solucione todo sin más.

Y recuerda que también puedes escuchar muchas fábulas populares narradas mediante podcast. Las encontrarás aquí:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 6

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Publicado por Estefania Esteban

icono tucuentofavorito
Soy Estefania Esteban y soy periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *