El ratón joven y el ratón viejo. Cuento infantil sobre los abuelos y sus consejos

La experiencia es el mejor maestro, aunque durante la juventud, no lo valoremos… Este cuento infantil, ‘El ratón joven y el ratón viejo’, nos habla precisamente de esto. Es un cuento muy corto, ideal para que los más pequeños entiendan por qué deben obedecer las normas de sus padres y prestar atención siempre a los consejos de sus abuelos. Está basado en el cuento del escritor mexicano Francisco Monterde.

El precioso cuento corto ‘El ratón joven y el ratón viejo’

Un cuento infantil sobre los abuelos: El ratón joven y el ratón viejo

Al ratoncito joven le encantaba ir a la despensa con su abuelo, aunque éste ya era mayor y tenían que ir despacio. El ratón joven le miraba con impaciencia. A él le encantaría correr por la despensa, saltar de frasco en frasco y sobre todo, poder hincarle el diente a un queso muy oloroso que había junto a la alacena.

– No, no, querido, ese queso está muy duro y me rompería los dientes… Mejor dejarlo ahí…

Cada día el ratoncito joven le preguntaba por el queso y su abuelo siempre decía lo mismo. Y tampoco le dejaba trepar por el mueble. Desde abajo podía oler un pan que debía estar delicioso…

– Ni se te ocurra subir hasta allí. ¡Te caerás!

Para todo tenía excusas el ratón viejo… ¡Ni le dejaba roer un terrón de azúcar que de vez en cuando encontraba el ratoncito en el suelo de la despensa! ¡Con la pinta tan excelente que tenía! Hasta que el ratón joven se cansó, y desobedeciendo a su abuelo, se lanzó a por el queso oloroso de la mesa, el que estaba junto a la alacena… Y claro, el ratoncito joven, cayó en la ratonera.

Qué temas puedes trabajar con este cuento corto

Utiliza este relato breve para hablar con los más pequeños de:

– El valor de la prudencia.

– Por qué deben obedecer ciertas normas y hacer caso a los consejos de los más mayores.

La experiencia es una virtud.

Reflexiones sobre el cuento corto ‘El ratón joven y el ratón viejo’

Ya lo dice el popular refrán español: ‘más sabe el diablo por viejo que por diablo’. Lo que viene a recordarnos que la experiencia es sin duda el mejor maestro. De ahí que tengamos muy en cuenta los consejos de los mayores:

Las normas no están para fastidiar: para un niño, algunas normas pueden ser muy difíciles de cumplir. Un queso tan oloroso era una gran tentación para el ratón joven… Pero su abuelo, el ratón viejo (que en el cuento original es el tío del ratón joven), sabía que aquel lugar podía ser peligroso, y para que su nieto le hiciera caso, ponía como excusa que el queso estaba duro. El ratón viejo, con toda su buena intención, estableció ciertas normas que el ratón joven debía cumplir. Pero su instinto pudo más…

Ratón cazado: los impulsos nos meten en problemas. Las tentaciones, también. En este caso, el ratón joven no supo controlar su gula y cayó en la ratonera. Su abuelo ‘se olía’ que aquel queso podía esconder una trampa. Nadie deja un queso así tan accesible… Pero el ratón joven prefirió desobedecer y no hacer caso de la sabiduría y experiencia de su abuelo y pagó muy caro su error.

Más relatos sobre la prudencia para niños

El valor de la prudencia es esencial para sobrevivir en este mundo lleno de peligros (físicos y psicológicos). Aprendamos a defendernos y protegernos de ellos. Aquí tienes algún cuento o fábula que te servirá:

El asno de Guizhou, una fábula sobre la prudencia
El asno de Guizhou

Un cuento para niños sobre la prudencia: El carbonero
El carbonero
Cuento de Pinocho para niños
Pinocho

– Sobre la mejor defensa, El asno de Guizhou: No desveles a tu enemigo todas tus armas. Lo desconocido asusta más. No te pierdas esta fantástica fábula china sobre la prudencia.

El carbonero: no te fíes de todo lo que te prometan, porque muchas personas usarán el engaño…

– El cuento de Pinocho: este cuento, que todos consideran un símbolo de ‘las mentiras’, nos habla sobre todo de imprudencias. Pinocho se deja llevar por las tentaciones y las mentiras, y se mete en un buen lío…

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *