Una poesía para niños sobre la tristeza y el amor

Los grandes poetas, los más consagrados, también tienes poesías apropiadas para los niños. Por ejemplo, este famoso poema ‘El lagarto está llorando’, de Federico García Lorca (1898-1936). Descubre cómo utilizarlo con los más pequeños.

Un genial poema de Lorca para niños: El lagarto está llorando

El lagarto está llorando, poesía de Lorca para niños
El lagarto está llorando, una poesía de Lorca para niños

Esta poesía es ideal para hablar de las emociones con los niños. ¿Por qué estará llorando el lagarto? No te pierdas el poema y las claves de cómo utilizarlo con los más pequeños:

El lagarto está llorando.

La lagarta está llorando.

El lagarto y la lagarta

con delantalitos blancos.

Han perdido sin querer

su anillo de desposados.

¡Ay, su anillito de plomo,

ay, su anillito plomado!

Un cielo grande y sin gente

monta en su globo a los pájaros.

El sol, capitán redondo,

lleva un chaleco de raso.

¡Miradlos qué viejos son!

¡Qué viejos son los lagartos!

¡Ay cómo lloran y lloran!

¡Ay, ay! ¡Cómo están llorando!

(Federico García Lorca)

Preguntas de comprensión lectora de ‘El lagarto está llorando’

Con esta poesía puedes mejorar la atención y comprensión lectora de los niños. Pídeles que escuchen el poema y después haz algunas preguntas sencillas sobre la poesía que acaban de escuchar. Preguntas como estas:

1. ¿Quiénes estaban tristes?

2. ¿Por qué estaban llorando?

3. ¿Cómo eran los anillos?

4. ¿Los lagartos son jóvenes o ancianos?

5. ¿Cómo es el cielo?

6. ¿Qué lleva puesto el sol?

Otras formas de usar esta poesía de Lorca con los niños

Esta poesía de Lorca es ideal para trabajar con los niños todos estos aspectos:

Mejora su atención y comprensión lectora: si recitas o lees enfatizando muy bien, podrás captar la atención de los niños. Prueba a acompañar las palabras con gestos, como el de frotarte los ojos como si lloraras cuando dices ‘El lagarto está llorando… la lagarta está llorando’.

Después, pregunta acerca del poema y explica a los niños algunas de las frases si no las entendieron.

Busca el mensaje: Busca el mensaje más profundo: los niños entenderán que los lagartos están tristes porque perdieron un anillo. Pero, ¿por qué ese anillo era tan importante para ellos?

Explícales que no era por el anillo en sí por lo que los lagartos estaban tan tristes, sino por lo que simboliza. A veces tras un objeto se esconde una gran carga sentimental que hace que esos objetos sean de verdad especiales. Por ejemplo, para un niño una simple mantita puede llegar a ser un objeto muy especial al convertirse en una manta de apego con la que se sienten más seguros.

Un poema ideal para hablar de emociones con los niños

Habla de las emociones: a menudo nos es difícil hablar de nuestras emociones. Por ejemplo, a muchas personas les cuesta exteriorizar la tristeza. Sin embargo, los lagartos protagonistas de esta poesía lloran y lloran porque el dolor de haber perdido algo tan importante para ellos es muy profundo. Aprovecha esta historia para hablar de la emoción de la tristeza y de la emoción de la alegría. ¿Cómo se sienten ellos cuando están tristes? ¿Y qué sienten cuando están alegres?

Otras formas de usar con los niños la poesía El lagarto está llorando

Aviva su imaginación: junto con la escena de los lagartos llorando, aparece también un cielo repleto de pájaros. Pero el cielo es como un globo gigante. Y el sol lleva puesto un chaleco de raso. ¿Cómo lo imaginan ellos? Puedes pedirles que dibujen la escena y añadan algo más que puedan imaginar. ¡Es un trabajo excelente para la imaginación!

Mensajes y metáforas ocultos: la poesía hace un retrato muy minucioso de un sentimiento, el de la tristeza. Pero además lo acompaña de detalles importantes que nos ayudan a entender más el poema.

a) Los anillos: por ejemplo, el poeta explica que los anillos no son de oro, ni plata. No son anillos de diamantes ni de ningún otro material precioso. Son de plomo, un material pobre. Los lagartos por tanto eran muy humildes pero se amaban. Aquí el poeta nos recuerda que el amor no entiende de riquezas ni de estatus, ni tampoco de razas ni de procedencias. Dos humildes lagartos también pueden amarse. Y comprometerse. Y casarse.

El amor por tanto no entiende de fronteras ni limitaciones. Y todo esto, explicado a través de un solo detalle: el material del que están hechos los anillos que han perdido los lagartos.

b) El cielo: Por otro lado, también se hace referencia al cielo, que es como un globo donde viajan los pájaros. El cielo que nos trae y nos lleva. Mirándolo ya sentimos que nos transportamos a cualquier otro lugar. Porque el cielo nos invita a imaginar y a liberar nuestra mente.

Y el sol, majestuoso capitán en lo alto del cielo (por eso lleva un chaleco de raso), el rey, en lo más alto, ya que es la luz y el calor de la vida.

Usa el poema para trabajar la memoria: y por último, puedes pedir a los niños que memoricen este poema. Es corto y muy sencillo y para ellos será un trabajo fácil. Recuerda que la memoria necesita ejercitarse.

Otras fantásticas poesías de Lorca para niños

Si te gustan las poesías de Lorca, prueba a leer también estas otras:

Caracol: un lindo poema sobre un pequeño caracol al que el poeta describe de forma muy particular.

Es verdad: esta poesía de amor describe el sentimiento que genera un amor imposible.

La tarara: este poema es en realidad una canción de ronda para jugar al corro. Tiene una versión en forma de canción popular.