Sí, lo sabemos: las apariencias engañan. Pero luego nos equivocamos… ‘El bufón y el campesino’ es una fábula corta de Fedro que nos recuerda que debemos estar ‘alerta’ para no ser engañados, y aprender a diferenciar siempre entre las apariencias y la realidad.

La fábula de Fedro ‘El bufón y el campesino’

Una fábula corta sobre los engaños: El bufón y el campesino
La fábula de Fedro ‘El bufón y el campesino’

Un poderosos señor decidió dar un buen día una fiesta, y anunció que daría un premio a aquel que consiguiera divertir a todos sus invitados. Entonces, se presentó un bufón. Llevaba una larga capa con capucha, y entonces dijo ante todos llevar bajo la capa un cerdo.

Comenzó a reproducir los gruñidos de este animal. ¡Todos pensaban que de verdad ocultaba un cerdo bajo la capa! Pero luego se quitó la capa y, para el asombro del público, nadie vio ningún animal. Entonces todos comenzaron a aplaudir entusiasmados.

Movido por los celos, un campesino que lo había visto todo, se levantó y dijo:

– ¡Eso que hizo el bufón es muy sencillo! ¡Yo también sé imitar al cerdo!

Entonces, salió un instante, escogió el cerdo más pequeño que tenía y lo ocultó bajo su jubón. Después se tapó con la capa. Entró en la sala, y comenzó a darse pequeños golpecitos en el estómago, en donde tenía oculto al cerdo, y el animal, claro, gruñía. El campesino movía la boca como si fuera él quien emitía los sonidos.

– ¡Vaya! – dijeron los presentes- ¡Sí que imita bien el sonido del cerdo!

Pero el bufón, que sospechaba de todo aquello, le quitó la capa y levantó su jubón, dejando al descubierto al pequeño cerdo.

– ¡Qué tramposo!- gritaron todos- Sin duda, el bufón es quien merece el premio.

Moraleja: «Aprendamos a distinguir bien entre lo verdadero y lo falso, para no dejarnos engañar por las apariencias»

Qué temas puedes tratar con esta fábula de Fedro

Utiliza esta fábula corta de Fedro para reflexionar acerca de:

La verdad y la mentira.

– Los celos.

– La vanidad.

Reflexiones sobre la fábula ‘El bufón y el campesino’

A veces la desconfianza o la sospecha de que algo no es cierto o pueda esconder algo es lo único que puede llevarnos a la verdad:

Comprueba muy bien que no te engañen: Las apariencias a veces son tan reales, que cuesta distinguir la mentira. Y es que ésta, la mentira, sabe disfrazarse muy bien de verdad. Por eso debemos ser prudentes y aprender a distinguir la mentira o al menos, a sospechar. La única forma de evitar que una apariencia nos engañe es profundizar en ella, tal y como hizo en esta historia el bufón, quien, movido por la sospecha, decidió comprobar si el campesino no les estaba engañando.

Los celos nos llevan a cometer errores: Lo cierto es que el campesino pecó de vanidoso y a la vez, de inocente. Pensó que podría engañar a todos escondiendo el cerdo, pero no calibró bien lo que podía pasar de ser descubierto. Los celos nos llevan a actuar de forma irracional y a hacerlo sin pensar en las consecuencias. Si el campesino hubiera pensado en la posibilidad de que podría ser descubierto, lo mismo ni lo hubiera intentado o bien habría pensado en otra cosa, en lugar de intentar imitar al bufón.

Más relatos para niños sobre los engaños

¿Quieres profundizar más en el tema de la sinceridad y de los engaños? Aquí tienes fantásticos relatos para utilizarlos:

mitología griega para niños
Atlas
Cuentos para niños con moraleja: El engaño de la milpa
El engaño de la milpa
Un cuento para niños sobre la prudencia: El carbonero
El carbonero

Leyenda de Atlas para niños: ¿Sabes qué intentó Atlas para liberarse del castigo que le obliga a sostener la Tierra sobre sus hombros? Pues sí, intentó engañar a nada más y nada menos que al fortachón de Hércules… ¿Crees que lo consiguió?

El engaño de la milpa: Ten cuidado con los más astutos, y sobre todo, no aceptes tratos de un futuro cercano, porque nunca sabes lo que puede pasar.

El carbonero: Sí, es cierto que debemos confiar en los demás, pero con prudencia. Ante los desconocidos, tal vez sea mejor no fiarse de las buenas intenciones que pueden esconder otra realidad bien distinta.

Más fábulas de Fedro para niños

Y si te gustan las fábulas de Fedro, puedes encontrar aquí muchas más:

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estefania Esteban
Estefania Esteban
Periodista y escritora de literatura infantil.

¡Es tu turno! Deja un comentario y opina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *